martes, 26 de agosto de 2008

Cortitas y al pie


Diego Sequeira perdió la posibilidad de progresar económicamente, pero ¿salvó su carrera? (gentileza Quilmes Deportivo)

El presente de Quilmes empieza a preocupar a los hinchas. Es raro, porque el 95% de la gente sólo puede opinar por lo que dicen otros, ya que muy pocos fueron a Platense y Almagro (por la prohibición vigente) y la convocatoria ante San Martín de San Juan tampoco fue para destacar. Por lo tanto, a lo sumo algunos podemos hablar de lo que pasó sólo en ese partido, que fue muy malo y que dejó algo de preocupación, pero hay que ser pacientes todavía, por lo menos esperar a ver si mientras consigue mejorar en el juego puede sumar un par de victorias que brinden tranquilidad.

La verborragia del Beto

Pese a la presión que aumenta, Alberto Pascutti mantiene su optimismo y consultado sobre si estaba conforme con las variantes que presentó en el equipo lo dijo luego del partido a Diario EL SOL: “Sí, tanto Esteban García como Olivares hicieron un buen partido desde lo táctico y en el juego le dieron volumen. En el medio tuvimos más juego. Lunita hizo un partido bárbaro; nos falta más llegada con el Gaucho (Almada) y el enganche y vamos a meter más goles. Hay que trabajar más, por ejemplo para que Jota (Morales) esté metido entre los dos centrales y le puedan llegar por derecha o por izquierda”. Más adelante agregó que a Esteban García lo soltó como enganche y lo califica como “una propuesta muy ofensiva”, para prestarle atención ante los rafaelinos.

También reconoció que el equipo necesita un triunfo con urgencia: “empatar de local es malo, por eso ahora hay que ganarle a Rafaela”.

Además, ayer pidió tranquilidad en FM Sur, no descartó más cambios en el equipo y se animó a dejar picando algunas frases para palpitar el partido del sábado (16.10 por TV) del tono: “No sé si Rafaela es más que Almagro”; “No creo que ellos vengan a jugar con 3 de punta, y si vienen tal vez le pongo 3 de punta yo”.

La verdad, no me gusta mucho “seguirle la corriente a los técnicos”, pero Pascutti me está sorprendiendo con su nivel de autocrítica, por lo que siempre deja tela para cortar. Además suele dar pistas sobre lo que pretende antes de los partidos, lo que ayuda a juzgar si su planteo fue correcto o no o si fue bien ejecutado o no.

De la que te salvaste...

La vuelta de Diego Sequeira es una buena noticia, pero no tanto para Quilmes como para el jugador. Los hinchas podrán respirar aliviados porque los posibles reemplazantes no parecían dar con el target de “se fue uno bueno, traemos uno mejor” y porque Sequeira es un jugador más que interesante.

Ahora, no puedo dejar de pensar que, está bien que los pibes quieran ganar la plata rápido para “asegurarse su futuro” (otro día me voy a referir a esa frase) pero... ¡ir a Azerbaiyán! Un país que no tiene nada que ver con nuestra cultura, que 9 de 10 personas o más jamás podrían ubicar en el mapa (acá está, queda entre Rusia, el mar Caspio, Georgia, Armenia e Irán), donde el fútbol -dirían en la tribuna- “no esiste” (sic). ¿Para qué? ¿Para “asegurarse el futuro”? ¿Qué futuro? ¿A dónde podía ir si la “rompía” en Azerbaiyán? Encima el pase lo iba a comprar un equipo turco (o sea que... la rompía y su destino era Turquía... Me parece un “plazo fijo” muy largo...). Pero bueno, así es el capitalismo salvaje ultra moderno.

Harto de la camiseta

Espero con ansiedad el momento en que se cambie la camiseta. Ya no soporto más este modelo de Lotto. Es llamativo lo que tarda Quilmes en realizar esos cambios, debe ser uno de los pocos clubes que mantiene los modelos por más de un año. Mi ideal: camiseta blanca (con la menor cantidad de vivos posibles, todos azules, claro) y pantalón azul, como marca la historia.

2 comentarios:

Quilmes dijo...

Totalmente de acuerdo con la camista. La tradicional blanca con el bolsillito es la mejor.

Diego Di Federico dijo...

Patricio,
estoy totalmente de acuerdo con vos respecto a la camiseta, pero quería comentarte que respecto del pantalón, a mí me parece que el tradicional debería ser el blanco. No te olvidés que a Quilmes por muchísimos años se lo llamó -además de cerveceros, obvio- "los albos", apodo que con el paso del tiempo se perdió. Es más, muchos hinchas de Quilmes jóvenes ni deben saber que teníamos ese apodo en la época de nuestros abuelos. Respecto a la vestimenta "toda blanca", te cuento una anécdota: Hace más de 50 años (o más de 60, no sé) el Real Madrid vino de gira a la Argentina; mi abuelo, Jorge Fernández, dirigente por aquél entonces, fue quién al ver al Madrid todo de blanco decidió copiar esa vestimenta y vestir a Quilmes así. A partir de ese momento se adoptó la casaca y el pantalón blanco.
Otra cosa: mi abuelo (fallecido hace diez años) estuvo muy ligado al club durante toda su vida, y fue, entre otros, el fundador de "alma los blancos", de la lista verde (más acá en el tiempo), y uno de los precursores de la creación del predio de fútbol amateur. Lamentablemente, como era "contra" de Meiszner, pocos le dan el "crédito" que se merece, pero los vitalicios que mamaron el club tantos años lo recuerdan con mucho cariño y como un tipo que dió su vida por el club.
Diego Di Federico.