martes, 30 de septiembre de 2008

Decepción

Es típico en el fútbol, cuando se gana está todo bien (o cuando se consigue un “empate valioso”) y cuando se pierde, está todo mal. No hay términos medios. Es más, en los últimos tiempos además se sumó la cuota de fatalidad y todo el mundo se desespera porque cualquier cosa que pase dentro de una cancha sea algo histórico…

Más allá de esa introducción y de nuesta idea de tratar de tomar distancia de análisis de ese estilo, el presente de Quilmes es decepcionante. Arrancó muy mal, se acomodó con dos triunfos que cambiaron un poco la imagen del equipo (de “pésima” a “un conjunto comprometido y que no era tan ingenuo como parecía”) a un cachetazo feo.

Contra Belgrano, el Cervecero perdió más que un partido. Perdió fuerza, impulso, demostró que los triunfos no siempre respaldan cambios positivos y que le falta muchísimo para ser candidato (pese a que nombres tiene).

También el 0-2 dejó en claro que el equipo de Alberto Pascutti no es tal… Nadie sabe a qué juega Quilmes, con todo respeto, ni el propio DT lo debe saber. Los cambios en el planteo son constantes y aún cuando se mantiene el dibujo táctico de un partido para otro, aparecen increíbles declaraciones, como las de Esteban García, que como si fuese un crack mundial habla en tercera persona (ver acá) y eleva una vez más una queja sobre lo poco que le gusta jugar como mediocampista por izquierda (cosa que no hizo en todo el partido ante la B, ya que Mariano Aldecoa lo borró de la cancha y él jamás retrocedió para marcarlo).

Al parecer, los jugadores bancan al DT, pero no demuestran que el equipo merece pelear arriba y el DT cambia y cambia para ver cuál es la fórmula ideal. Lo lamentable es que muy rápido se dejó de lado el Plan A.
Según se puede interpretar, la idea inicial (ese Plan A) era un equipo con 3 en el fondo (no se puede jugar 4-4-2 si no tenés lateral izquierdo + carrilero por ese sector, porque Mauricio Almada no puede jugar de las dos cosas) y con Adrián Giampietri como figura (no se le buscó un reemplazante). Sin embargo, se fue muy a fondo con esa idea, ya que no hay jugadores para ocupar otros puestos y esa fue una apuesta demasiado fuerte (como cuando Mario Gómez no trajo laterales y eran todos volantes centrales para ejecutar su 3-5-2).

Luego de muchas variantes, dos triunfos trajeron algo de alivio, pero el cachetazo del sábado a un equipo con 3 volantes centrales y un “4-8” en el mediocampo desdibujó mucho a Quilmes.
Ahora resta ver si esto se soluciona. Pese a este panorama complicado, hay algo positivo: el próximo partido es el jueves, una “revancha” rápida para un equipo que debería buscar rehabilitarse en forma urgente.
Ah y después de muchísimo tiempo, el Cervecero tiene un 9 que pinta para gran figura. La cuestión pasará por saber aprovecharlo o por si está demasiado por encima de un equipo que por el momento pinta para flojito.

PD: cuando estaba listo este post, llegó la información que indica que Pascutti mete 5 cambios y que juega con un equipo más lógico de acuerdo a lo que pensó al comienzo del campeonato (por lo menos desde lo táctico): Pontiroli; Quiles, Tucker y Fassi; Luna, Guzmán, E. García y Almada; Giampietri; Alemanno y Morales.

No es un mal 11 inicial para jugar de visitante, pero sigue siendo poco ofensivo para mi gusto (3 centrales, 2 laterales, 1 volante defensivo y otro semi defensivo parece demasiado poco para un equipo que quiere pelear por el ascenso).

2 comentarios:

cervecero dijo...

Ningun "once inicial" puede ser bueno si incluye a Esteban Garcia.

Anónimo dijo...

Yo creo que Pontiroli es el brujo en persona ,desde que ascendimos que esta en el plantel a exepcion de un campeonato y nunca ganamos nada ,vamos para atras en lo que a resultados se refiere .Vos que llevas estadisticas ,este tipo alguna ves gana algo en algun eqwuipo? ,creo que es el unico arquero que lo putean en todas las canchas ,o acaso nos olvidamos como nnos forreo cuando jugaba en Belgrano en aquella ultima fecha ,y luego lo contratamos y el SR se besaba la camiseta ,Hipocresia tal ves u oportunista de turno? mal de los ultimos años del futbol en los cuales los jugadores se besan la camiseta que se ponen año tras años,hacia donde va el futbol quieren que se termine nuestra pasion por los colores?.